“Disculpe: busco la sección de muebles para millennials”

 

Aunque nadie se atreve a vender muebles en función de la edad, existen recomendaciones evidentes para llegar a cada generación.

Entramos en un gran almacén de muebles o en una tienda online y la distribución suele ser ésta: por estilo (clásico, moderno, vanguardista, retro, rústico, colonial, etc), por el lugar que ocupa en la casa (salón, cocina, dormitorio, baño, etc) o por marcas. ¿Qué pasaría si la distribución siguiera una lógica generacional? Muebles para niños, para la Generación Z, para la Generación Y (Millennials), para la Generación X, para los Baby-Boomers… Si cada generación marca sus gustos en diseño, moda, música y entretenimiento, tendría sentido vender muebles para cada grupo, ¿no?

Bueno, yo no lo haría. Sería como advertir a unos veinteañeros de que no les corresponde escuchar a los Beatles, o preguntar a un baby-boomer qué hace vistiendo de Zara. Cada persona sabe en qué momento de su vida se encuentra, qué necesita y qué le gusta, sin necesidad de que nadie le recuerde su fecha de nacimiento. La única excepción serían los muebles para bebés y niños, pero quien compra esos muebles son los padres, posiblemente parejas de entre 25 y 40 años.

Lo que trataría de hacer es, primero, reflexionar sobre los muebles que vendo: ¿Qué historia cuentan? ¿A quién van dirigidos principalmente? Y segundo, adaptar mi estrategia de ventas y de comunicación a cada audiencia. Las tres generaciones más importantes para la industria del mueble son, actualmente, Baby-boomers, Generación X y Millennials. Aquí algunas pinceladas sobre cada una de ellas (con muchas generalidades, obviamente).

Nacidos entre 1945 y 1964, los baby-boomers tienen gran poder adquisitivo porque sus empleos son más estables, sus hipotecas ya están amortizadas y sus hijos se han independizado. Tal vez no se muden de casa, pero sí la reforman aprovechando que el nido se quedó vacío. Quien puede, amuebla la casa del pueblo o el apartamento en la playa. Como con la ropa, a estas alturas de la vida se busca la comodidad en los muebles, generalmente de estilo clásico. Los canales de comunicación tradicionales (prensa, radio, TV, folletos, catálogos impresos) siguen funcionando.

La Generación X accedió masivamente al diseño a bajo coste

La Generación X (entre 1965 y 1981) es la primera que vivió la explosión del diseño a costes económicos, tanto en muebles (Ikea en Europa y mercados maduros) como en moda (Zara y H&M). Lo de aprovechar los muebles de los padres y abuelos ya no es una opción, salvo que sean vintage. Minimalista, escandinavo, desmontable y barato son las keywords principales que usan en Google estos maduritos que ya están sentando cabeza y formando familia. A ellos todavía les puedes encontrar viendo la TV pero mejor búscalos online, en redes sociales, YouTube y Google.

Los famosos millennials (entre 1982 y 1994) ya no son estudiantes, sino que trabajan y tienen más poder adquisitivo que hace unos años, aunque muchos comparten vivienda. A diferencia de las generaciones anteriores, los millennials dicen no querer poseer cosas, sino disfrutar de ellas y vivir experiencias, así que de momento sólo comprarán por necesidad muebles funcionales a precios bajos, incluso de segunda mano. El diseño vintage les encanta. Por favor, dirígete a ellos sólo online y dales la opción de comprar en línea aunque les siga gustando ir de tiendas.

Escrito por Raúl De La Torre http://masmadera.net/

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *